Limpieza ecologica con SINA

Todos los elementos que usamos para la limpieza y desinfección del hogar tienen químicos que no sólo hacen mal a nuestra salud sino también al medio ambiente. Los productos de limpieza que compramos en el supermercado son una mezcla de diferentes sustancias que tienen la capacidad de eliminar la suciedad de diferentes superficies. Los ácidos están presentes en todas las fórmulas y pueden traer problemas más importantes que los gérmenes: provocan alergias, irritan la piel, causan reacciones oculares o respiratorias, irritan la garganta y la nariz y dañan los pulmones. A su vez, una vez usadas, estas sustancias se desechan a través del desagüe e impactan negativamente en el medio ambiente, contaminando los ríos y los suelos. Así, no solamente se trata entonces de evitarlos por una cuestión de salud personal, sino también como una ayuda al planeta que tanto nos brinda.

Para poder mantener la higiene en casa pero sin perjudicar ni al entorno ni a la naturaleza, se deben ir sustituyendo los productos que usamos frecuentemente por otros más naturales, caseros, reciclados o biodegradables.

Un ejemplo de reciclaje y limpieza son los articulos de limpieza de SINA, que elaboran artículos de bazar con desechos, lo que contribuye a no dañar el medio ambiente, ya que están haciendo útiles elementos que de otra forma estarían contaminando. Por otro lado, el trabajar con materiales recuperados le da trabajo a todos aquellos recolectores que encuentran en el reciclaje una fuente genuina de ingresos para mantener a sus familias. De esta forma vemos como reutilizar materiales que de otra manera se convierten en basura puede traer beneficios económicos, sociales y ambientales.

limpieza.jpg

Muchos se preguntaran si los productos de limpieza ecológica son mucho más caros que los convencionales, y la respuesta a eso es un rotundo no, ya que podemos hacer en casa nuestros propios productos de limpieza. Usando materiales como el vinagre, el limón o el bicarbonato podemos dejar la casa impecable, sin contaminar y gastando mucho menos. Veamos cómo estos productos de limpieza pueden ayudarnos:

Limón: contiene aceites esenciales. Es antioxidante, quita las manchas y tiene un olor refrescante.

Bicarbonato: se puede encontrar como mineral en la naturaleza o producir artificialmente de forma barata y respetuosa con el medio ambiente. Es biodegradable, barato y no tóxico; y entre otras muchas propiedades es bactericida, abrasivo para las manchas y desodorante.

Vinagre: desengrasa (contiene ácido acético, lo que reduce y corta la grasa), remueve manchas, es bactericida, elimina la cal, etc. Además, el olor se va cuando se seca, por lo que no tienes que preocuparte si te desagrada.

Limpiar sin ensuciar el medio ambiente es posible. ¿Te animas a cambiar por la limpieza ecológica?